Apego seguro no es hacer colecho, ni amamantar a libre demanda hasta los 5 años, ni tener al niño todo el día pegado a nosotros.
Apego seguro -enseña el pediatra Carlos González- es “hacerle caso al niño” (que no es lo mismo que hacer todo lo que nos pida, porque los límites son necesarios). Se trata de ponerse en su lugar, de tener empatía, de tratar de comprenderlo y darle lo que necesita, no lo que quiere.
Apego seguro es respeto.
Apego seguro es el límite puesto con amor.

Juli Donati
Psicomotricista y Especialista en Estimulación Temprana.
juli.donati96@gmail.com
@una.psicomotricista

Categorías: Notas

0 Comentarios

Deja un comentario

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.